¿Qué es y cómo funciona un reloj mecánico?

Los relojes con movimiento mecánico son la máxima expresión de arte e ingeniería, una conquista del hombre sobre el paso del tiempo. Sus agujas marcan cada segundo del día con su andar. Mientras que estos no fueron los primeros instrumentos para medir el transcurso del tiempo, han ayudado a la humanidad a saber de manera precisa la hora desde su invención alrededor del siglo X.

El diseño del reloj, si bien pasó de ser del tamaño de grandes torres y catedrales a llevarse en las muñecas de las personas, no ha cambiado mucho en siglos, ya que fue concebido con precisión y eficiencia. No fue hasta el siglo XVI que el diseño de la relojería sería perfeccionado en el corazón de Ginebra, Suiza, por los joyeros que cambiaron los diamantes por los engranes.

Tras este recorrido por el tiempo es momento de resolver las incógnitas: ¿qué son los relojes mecánicos y cómo funcionan? A continuación todo al respecto.

Un movimiento mecánico, o de pulso, es aquel que da la hora de manera análoga y mide el tiempo por medio de un sistema de energía mecánica. Esta es la principal diferencia de aquellos que usan componentes electrónicos o un fenómeno natural para hacerlo. Para cargar de energía a este tipo de relojes se requiere darles cuerda, acción conocida como remontuar.

Existen dos tipos de movimientos mecánicos:

  • Manual: El tipo de reloj con movimiento mecánico más antiguo. Son aquellos que requieren que el dueño periódicamente les dé cuerda manualmente para que funcione.
  • Automático: Los relojes que aprovechan el movimiento del dueño para darse cuerda a sí mismos.

Ambos tipos de movimiento comparten similitudes en el diseño de la maquinaria o calibre, el cual consiste de al menos tres elementos: un motor, un órgano regulador y un rodaje unidos por un escape, y pueden tener joyas como parte de su estructura.

El calibre es lo que le da marcha a las tres agujas que marcan los segundos, minutos y horas, y es aquí donde se pueden incorporar otras funciones a los relojes, llamadas complicaciones. Algunas de las complicaciones más comunes en los calibres son: los calendarios perpetuos y los cronógrafos, entre otras.

Cabe destacar que estos movimientos requieren de mantenimiento periódico para mantener su precisión. Esto se debe a que las partes y engranajes que constituyen su calibre están sometidas al rozamiento constante, a vibraciones, las variaciones de la temperatura y a la pérdida de su lubricación. La vida útil de estos relojes se prolonga con el mantenimiento adecuado.

Con todo esto en mente, es común asumir: «así funcionan todos los relojes analógicos». Por lo que es necesario hacer una aclaración: no porque un reloj sea de manecillas, significa que es mecánico. Los relojes de cuarzo son un gran ejemplo de esto: hacen uso del fenómeno natural de la oscilación del mineral para marcar la hora y cuentan con componentes electrónicos en su mecanismo, a diferencia de valerse de energía mecánica y engranajes para medir el tiempo.

Mientras que el diseño de los movimientos mecánicos suele ser complejo, su funcionamiento es relativamente sencillo y es el que les da el característico pulso a estos relojes.

¿Cómo? Mediante cinco pasos en donde se involucran las partes esenciales que conforman al tren de rodaje, en las cuales hay 4 ruedas y un escape: almacenamiento de energía, transmisión de la misma, liberación modulada, regulación y retroalimentación.

A continuación una explicación de cada paso:

  1. Almacenamiento de energía: El barrilete, o motor, es donde se almacena la energía. Conecta con la corona si el reloj es manual, y con el mecanismo de peso rotatorio si es automático. Es donde se encuentra el muelle real, una pieza de lámina de metal enrollada en forma de espiral. Su función es transmitir la energía reservada al tren de engranajes.
  2. Transmisión de la energía: La energía del motor llega al tren de engranajes, el cual está conformado por todos los engranajes dentro del calibre. Es aquí donde se transmite la energía proveniente del barrilete a las ruedas. La primera rueda mide las horas y conecta con la segunda rueda que mide los minutos. Esta última conecta con la tercera rueda, cuya función es invertir la rotación de la cuarta rueda, la cual mide los segundos.
  3. Liberación modulada de energía: Toda la energía mecánica del motor debe ser liberada paulatinamente para que no salga de golpe. De eso se encarga la rueda de escape, la cual conecta con el oscilador por medio de un áncora para regular este movimiento.
  4. Regulación del proceso: El escape debe liberar la energía siguiendo un ritmo específico, el cual es dictado por el órgano regulador, u «oscilador». Este es un platillo ubicado al centro del volante y que conecta con el áncora. Juntos transforman el movimiento de rotatorio a oscilatorio, el cual es controlado por una rueda con un resorte muy delgado que oscila. Así es como cada movimiento de los engranajes se traduce a los segundos, minutos y horas que el dueño puede leer.
  5. Retroalimentación: En otras palabras, mostrar el tiempo. Este paso solo involucra mostrar la hora. Con cada aguja postrada en el lugar correcto, falta una carátula, llamada esfera, para que el tiempo pueda ser leído correctamente. Sin ella, la posición de las manecillas no tendría ningún sentido y sería inútil para su lectura.

Este proceso sucede a la velocidad de un pulso por segundo. Toma 60 pulsos para que la rueda segundera de una revolución completa, y 3,600 revoluciones para que la rueda de la hora avance 1 posición.

Los movimientos esqueleto tienen su interior expuesto, ya que su tapa posterior es reemplazada por un cristal. En ellos se puede apreciar el exquisito trabajo y diseño del maestro relojero. También se puede ver en tiempo real todo el proceso antes mencionado.

Existen modelos que incluyen joyas implementadas directamente en su calibre, la cantidad de joyas se puede ver a través del cristal trasero.

Una forma de optimizar el funcionamiento de un reloj mecánico y aumentar su longevidad es por medio de la implementación de joyas en su calibre. Se utilizan específicamente rubíes y zafiros, ya que están hechas de corundo. Esto se debe a que la fricción que existe entre este material y el acero es mucho menor a la que existe entre el acero consigo mismo. Así se consigue reducir cantidad de energía necesaria para mover cada pieza en el tren de rodaje.

La fricción es el principal factor de fatiga del movimiento mecánico, ya que desgasta su mecanismo. Las joyas prolongan la vida de los componentes en activa rotación al interior del calibre, haciendo que el reloj entero resista el paso del tiempo.

Algo es claro: los relojes mecánicos son más que meramente instrumentos para medir el tiempo, son la cumbre de la artesanía y el diseño manifestado a través de la habilidad, el ingenio y la experiencia del maestro relojero. Se requiere de verdadera pasión y dedicación para crear mecanismos tan complejos en un espacio milimétrico. Pasión por la relojería la que es compartida por EMWA.

EMWA se enorgullece en ser distribuidor oficial de las manufacturas más prominentes de la alta relojería suiza. En nuestro catálogo podrá descubrir los movimientos más exclusivos para un verdadero conocedor. Toda la artesanía y habilidad de los maestros relojeros en un solo lugar.

Con la finalidad de poder brindar a cada cliente un trato personalizado, nuestros asesores están extensamente capacitados en todo acerca de los atributos, complicaciones, y funcionamiento de los relojes que distribuimos. Puede tener la confianza que se encuentra en las mejores manos.

También contamos con servicio post-venta para nuestros clientes, en el cual se brinda soporte y mantenimiento a sus relojes. Esta es solo una muestra de lo que podrá disfrutar al visitar cualquiera de nuestras boutiques y vivir la experiencia EMWA.

Contáctenos o visite su boutique más cercana. Nuestros asesores estarán esperando su visita, será un privilegio atenderle.

Más artículos en Relojería
Stacked from 20 images. Method=B (R=8,S=4)

Bulgari presenta Octo Finissimo Ultra COSC : Una nueva hazaña que supera los límites

El Octo Finissimo Ultra COSC establece un nuevo hito en la relojería mecánica de alta gama. Nunca antes un reloj mecá...

Astronomia-Regulador_JacobAndCo_Number-4

Jacob & Co. presenta el reloj Astronomia Régulateur. El tiempo no sólo fluye. También flota.

Innovación. Jacob & Co. presenta una nueva propuesta de reloj regulador. Con una arquitectura en 3D y un movimien...

Girard-Perregaux-Laureato-38-mm-Copper-Diamond-Bezel_EMWA

Girard-Perregaux Laureato 38 mm Copper Diamond Bezel

Aprovechando el éxito de su lanzamiento de 2022, el Laureato 38 mm Copper, Girard-Perregaux se complace en presentar ...

Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph_KV

Un nuevo giro de velocidad: Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph de Roger Dubuis

El nuevo Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph. Como su nombre sugiere, este expresivo reloj es dos cosas: pr...

bm-m0a10761-amb

El Maréographe de Baume & Mercier: dedicado al océano y la pasión del mar abierto

A medida que las olas de la mañana bañan la costa de la Riviera, se pone en marcha una vigilancia de marea. Su diseño...

Spirit of Big Bang Depeche Mode (2)

Hublot Spirit of Big Bang Depeche Mode

Diseñado en colaboración con Depeche Mode, el nuevo Spirit of Big Bang Depeche Mode rinde homenaje al último álbu...

¿Qué es y cómo funciona un reloj mecánico?