Mostrando todos los resultados 5

Show sidebar

Reloj Executive Skeleton X Titanio

Ver Más

Reloj Ulysse Nardin Executive Skeleton X Titanio. La diminuta y reformada caja del SKELETON X, reducida hasta los 42 mm, está a la última: más angulosa, más masculina y menos redonda. Su geometría crea una forma dentro de otra forma, una X compuesta por cuatro índices que se enmarcan en un rectángulo, inscrito a su vez dentro de un círculo, es una delicia para la vista

Reloj Executive Skeleton X Titanio

Ver Más

Reloj Ulysse Nardin Executive Skeleton X Titanio. La diminuta y reformada caja del SKELETON X, reducida hasta los 42 mm, está a la última: más angulosa, más masculina y menos redonda. Su geometría crea una forma dentro de otra forma, una X compuesta por cuatro índices que se enmarcan en un rectángulo, inscrito a su vez dentro de un círculo, es una delicia para la vista

Reloj Executive Skeleton X Titanio Black

Ver Más

Reloj Ulysse Nardin Executive Skeleton X Titanio Black. La diminuta y reformada caja del SKELETON X, reducida hasta los 42 mm, está a la última: más angulosa, más masculina y menos redonda. Su geometría crea una forma dentro de otra forma, una X compuesta por cuatro índices que se enmarcan en un rectángulo, inscrito a su vez dentro de un círculo, es una delicia para la vista

Reloj Executive Skeleton X Carbonium

Ver Más

Reloj Ulysse Nardin Executive Skeleton X Carbonium. El modelo más espectacular de la colección SKELETON X es sin duda la versión en Carbonium® GOLD. El Carbonium® de calidad aeronáutica es un nuevo material sostenible ultraligero, que se emplea en la fabricación de los fuselajes y las alas de los aeroplanos de última generación, los componentes más vitales y esenciales de los aviones modernos

Reloj Executive Skeleton X Oro Rosa

Ver Más

Reloj Ulysse Nardin Executive Skeleton X Oro Rosa. La diminuta y reformada caja del SKELETON X, reducida hasta los 42 mm, está a la última: más angulosa, más masculina y menos redonda. Su geometría crea una forma dentro de otra forma, una X compuesta por cuatro índices que se enmarcan en un rectángulo, inscrito a su vez dentro de un círculo, es una delicia para la vista