CARTIER

La historia de la joyería y relojería Cartier se inicia en 1847 cuando Louis-François Cartier se hizo cargo del taller de su maestro en Paris. No paso mucho tiempo para antes de las piezas producidas por su hijo Alfred, atrajeran la atención de la aristocracia y la élite del mundo. En 1899, Cartier trasladó su tienda a la prestigiosa Rue de la Paix en París. La compañía pronto se expandió de manera internacional con las boutiques en Londres (1902) y Nueva York (1909), que fueron los puntos de partida.

SECCIONES

Accesorios

Joyería

Relojería