Eventos, Relojes

TUDOR BLACK BAY Chrono

Combinación de la Tradición Acuática y Automovilística

TUDOR BLACK BAY Chrono

En conmemoración del 50 aniversario de los primeros cronógrafos  de TUDOR, el galardonado relojero suizo presenta nuevas ediciones  de Black Bay Chrono. 

Con una caja reinterpretada y dos esferas con subcontadores en  contraste, al más puro estilo de los cronógrafos deportivos, la marca celebra su esencia audaz. 

A partir de la introducción de su primer cronógrafo en 1970 con  el modelo Oysterdate, TUDOR se ha mantenido estrechamente  vinculado con el mundo del deporte motor; lo cual, aunado a su  expertise en el desarrollo de relojes de submarinismo profesionales,  ha permitido a la Manufactura crear la emblemática colección  Black Bay, que este año se presenta con un nuevo espíritu deportivo  en el Black Bay Chrono. 

Combinando una estética tradicional con relojería moderna, Black  Bay es mucho más que la reinterpretación de un clásico. Gracias a  su diseño neovintage, su robustez, fiabilidad, durabilidad y precisión,  la colección se posiciona firmemente en la industria con una nueva  versión perfeccionada. 

Tal como los otros modelos de la línea Black Bay, Black Bay Chrono  adopta las distintivas agujas angulares de TUDOR «Snowflake»,  las cuales fueron presentadas por primera vez en 1969 y se han  mantenido desde entonces como un ícono de los relojes de  submarinismo de la firma. Su esfera, disponible en negro mate u opalina, incorpora dos subcontadores huecos con contraste que  garantizan una óptima legibilidad al usuario.

El Black Bay Chrono,  inspirado en la primera generación de cronógrafos TUDOR,  incluye un contador de 45 minutos y una ventanilla para la fecha  situada a las 6 horas; al tiempo que conserva las características  tradicionales del Black Bay en una caja de acero inoxidable de  41 mm de diámetro, la cual ha sido perfeccionada mediante un  sutil corte en la parte inferior del cristal de zafiro y la recolocación  del movimiento

Fiel a su meticulosa atención por los detalles, la marca ha basado el diseño de los pulsadores del Black Bay Chrono de acero inoxidable  en la primera generación de cronógrafos TUDOR; un bisel fijo  igualmente de acero inoxidable, con una pieza de aluminio  anodizado negro y una escala taquimétrica que completan el  excelente aspecto de este cronógrafo deportivo.

A partir de la introducción de su primer cronógrafo en 1970 con  el modelo Oysterdate, TUDOR se ha mantenido estrechamente  vinculado con el mundo del deporte motor; lo cual, aunado a su  expertise en el desarrollo de relojes de submarinismo profesionales,  ha permitido a la Manufactura crear la emblemática colección  Black Bay, que este año se presenta con un nuevo espíritu deportivo  en el Black Bay Chrono. 

Combinando una estética tradicional con relojería moderna, Black  Bay es mucho más que la reinterpretación de un clásico. Gracias a  su diseño neovintage, su robustez, fiabilidad, durabilidad y precisión,  la colección se posiciona firmemente en la industria con una nueva  versión perfeccionada. 

Tal como los otros modelos de la línea Black Bay, Black Bay Chrono  adopta las distintivas agujas angulares de TUDOR «Snowflake»,  las cuales fueron presentadas por primera vez en 1969 y se han  mantenido desde entonces como un ícono de los relojes de  submarinismo de la firma. Su esfera, disponible en negro mate u opalina, incorpora dos subcontadores huecos con contraste que  garantizan una óptima legibilidad al usuario.

El Black Bay Chrono,  inspirado en la primera generación de cronógrafos TUDOR,  incluye un contador de 45 minutos y una ventanilla para la fecha  situada a las 6 horas; al tiempo que conserva las características  tradicionales del Black Bay en una caja de acero inoxidable de  41 mm de diámetro, la cual ha sido perfeccionada mediante un  sutil corte en la parte inferior del cristal de zafiro y la recolocación  del movimiento. 

Fiel a su meticulosa atención por los detalles, la marca ha basado el diseño de los pulsadores del Black Bay Chrono de acero inoxidable  en la primera generación de cronógrafos TUDOR; un bisel fijo  igualmente de acero inoxidable, con una pieza de aluminio  anodizado negro y una escala taquimétrica que completan el  excelente aspecto de este cronógrafo deportivo.