Jaeger-LeCoultre Polaris Automatic: Elegancia deportiva con auténtico estilo

La nueva colección Polaris reúne lo mejor de la tradición relojera de la Grande Maison y su inquietud por el detalle en unos relojes contemporáneos, deportivos, elegantes y con un ligero toque vintage.

Con una auténtica arquitectura, la colección Polaris de Jaeger-LeCoultre une varios acabados en tres círculos concéntricos: en el centro, el acabado soleado evoca el Memovox Polaris original; el granallado sobre el contorno realza la pista de las horas y de los minutos; y por último, un tratamiento opalino destaca el bisel interior giratorio. 

Luciendo el logotipo Jaeger-LeCoultre, además de los tradicionales dígitos arábigos asociados a los índices trapecio contemporáneos, su esfera posee unas grandes agujas cubiertas de Super-LumiNova®* que añaden una excelente legibilidad cuando hay poca luz.  Como en sus orígenes el Memovox Polaris era negro, la nueva versión propone una esfera negra o azul océano para aportar una elegancia decididamente cosmopolita.

Las nuevas cajas de la colección Jaeger-LeCoultre Polaris presentan proporciones dignas de un reloj deportivo y chic que alternan con brío las superficies cepilladas y pulidas a mano sobre asas angulosas y pronunciadas. Las grandes coronas, típicas del modelo de 1968, se han replanteado para ofrecer un óptimo confort de uso. 

Además, su nuevo brazalete en metal, con tres eslabones de superficies pulidas y cepilladas, ofrece confort y ergonomía y tienen la cualidad de ser intercambiables, pudiendo elegir entre una versión en piel de aligátor o de becerro, que se presentan en marrón claro u oscuro con una pátina envejecida. En las correas de piel, una nueva hebilla desplegable gráfica recuerda el diseño de la caja asociando superficies cepilladas y pulidas.

El primogénito de la colección, el Jaeger-LeCoultre Polaris Automatic, incorpora dos coronas: una para ajustar las horas y otra para girar el bisel interno. Esta corona se inspira en los relojes de buceo, que simplifican el control del tiempo transcurrido durante la inmersión. 

Su diseño deportivo está equilibrado por una esfera refinada que presenta distintos acabados: soleado, granallado y opalino y está equipado con una correa de piel intercambiable que se cierra mediante una nueva hebilla desplegable o un brazalete de metal con tres eslabones, una novedad del 2018.

Suscríbete y recibe noticias del mundo de la relojería.