Jour Date: Un hito en la casa

La ya de por sí formidable colección Villeret de Blancpain revela novedades, pues la manufactura ha agregado a sus filas una complicación nunca antes vista entre las mismas. 

La colección Villeret es la más clásica de la casa, y lleva el nombre de la ciudad que vio nacer a la marca. La maestría en el desarrollo y fabricación de movimientos siempre da pie a la libertad creativa, precepto bajo el cual los maestros relojeros de la maison dieron vida a un hito en la colección, un guardatiempo con función de indicador de día de la semana y fecha, el Jour Date Steel.

Dentro de una fina caja de acero de 40 mm de diámetro, hermética hasta 30 metros, descansa esta complicación que permite al portador enterarse de la información requerida en un solo vistazo. La esfera es de color blanco mate con ajugas hoja calada. La indicación de segundero está fijada a las 6 horas, mientras que la del día de la semana y la fecha permanecen visibles a las 3 horas.

El cambio de día de la semana se realiza de manera automática mientras que el de la fecha de manera semi-automática. El calibre elegido que anima esta complicación es el movimiento automático 1160D, compuesto por 275 piezas que incluyen 34 rubíes, el cual posee un volante en gladicur provisto de tornillos micrométricos de regulación de oro y espiral de silicio.

La incorporación de este material hace al movimiento más ligero y resistente a los golpes, debido a su baja densidad. Asimismo, éste no reacciona a los campos magnéticos. Por si fuera poco, la espiral tiene una casi perfecta geometría que mejora el isocronismo del movimiento, aumentando la ya de por sí inmensa precisión. 

Palpitando a 4 Hz, el movimiento con barriletes montados en serie da lugar a una reserva de marcha de 72 horas. Un cristal de zafiro en su fondo protege y permite ver con perfecta claridad la masa oscilante en oro amarillo con decoración nido de abeja.

Evidentemente, Blancpain hace alarde de su característica pureza y claridad de sus esferas en la estética de este guardatiempo con numerales romanos, que hace perfecto juego con su correa negra de piel de aligátor.

Cabe recalcar que la colección Villeret integra los resultados de las más recientes investigaciones de Blancpain en la realización de sus movimientos, lo que hace aún más preciada a esta pieza, que no solo representa un hito en la marca, sino un ejemplo más de la excelencia relojera de la maison del Cantón de Berna.

Suscríbete y recibe noticias del mundo de la relojería.