IWC: 150 años de manufactura exclusiva y de lujo

Como una de las marcas punteras a nivel internacional en el sector de los relojes de lujo, IWC fabrica obras maestras de la alta relojería que reúnen ingeniería y precisión con diseño exclusivo. 

El regreso del azul en dos Portugieser clásicos.

 

Produjeron sus primeros relojes con carátula azul hace 50 años, marcando una tendencia de diseño que ahora se ha diseminado en toda la industria de la relojería. Por primera vez, la casa relojera suiza lanzó el Portugieser Automático, equipado con el calibre 52010, manufacturado por IWC. El sistema de cuerda automático Pellaton está adornado con componentes cerámicos y genera una reserva de energía de 7 días en dos cilindros.

 

El Portugieser Cronógrafo, cuyo aspecto está basado en el diseño atemporal de los relojes Portugieser de 1930, es uno de los relojes IWC más famosos y por primera vez está disponible con carátula azul. Son dos versiones de modelos particularmente populares que cuentan con caja de acero inoxidable y manecillas bañadas en rodio que crean la armonía perfecta respecto del azul profundo de la carátula.

 

Relojes aviadores a la pista.

 

El Gran Reloj de Aviador Calendario Anual Edición “Antoine de Saint Exupéry” es la última edición especial creada en honor al piloto y escritor francés y es el último de una serie de relojes creados por IWC para resaltar su larga relación con la Fundación Antoine de Saint-Exupéry. Limitado únicamente a 250 piezas en oro rojo de 18 quilates con manecillas bañadas en oro, su carátula marrón tabaco y la correa de piel de ternero marrón con costuras blancas decorativas son reminiscencias de los trajes de aviador de la era de Antoine de Saint-Exupéry.

 

Adicional, sólo requiere ajuste una vez al año, al final del mes de febrero. El Gran Reloj de Aviador Heritage está inspirado en el histórico Gran Reloj de Aviador (Calibre 52 T.S.C.) de 1940 y está disponible en dos modelos diferentes: el primero en titanio con carátula negra y manecillas azules bañadas de material luminiscente y el segundo en bronce, limitada a 1,500 piezas, con carátula negra y manecillas azules bañadas de material luminiscente. Ambos modelos son movidos por el calibre de la manufactura IWC 52110 con sistema de cuerda Pellaton. IWC también presenta el Reloj de Aviador Mark XVIII Heritage con un diseño retro en carátula negra, números impresos en beige y manecillas azules bañadas de un material luminiscente.

 

Con este reloj la casa relojera suiza ha recreado el icónico Reloj de Aviador Mark XVIII en una caja de titanio por primera vez. Los tres relojes están dotados de una correa de piel de ternero marrón y están equipados con la tecnología probada de los Relojes de Aviador de IWC, una caja interna de hierro que protege los movimientos en contra de los campos magnéticos. En todos los modelos el cristal de zafiro está especialmente diseñado para protegerse contra caídas súbitas de presión en la cabina.

 

IWC Schaffhausen ha producido relojes de valor duradero desde 1868 y se ha ganado una reputación internacional basada en la pasión por sus soluciones innovadoras e ingenio técnico.

Suscríbete y recibe noticias del mundo de la relojería.